top of page

ARMADOS PARA LA BATALLA




TEXTO

Efesios 6: 10-18

Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.

Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.


Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.

Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz.

Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno.

Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios; orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos


INTRODUCCIÓN

Pablo conocía mucho sobre los soldados romanos ya que él también tenía ciudadanía Romana siendo judío de nacimiento hijo de hebreos. En esta ocasión pablo pone por ejemplo la armadura de un soldado romano que se dispone ir a la guerra y salir victoriosos y hace una descripción narrativa del traje de un soldado romano de su tiempo.

Él sabía que como cristianos, nos enfrentamos a una guerra espiritual intensa y debemos estar preparados para ser vencedores y una de las cosas necesarias era la armadura, Pablo habla sobre la armadura de Dios en nosotros como soldados de la milicia, las herramientas son actas y poderosas en Dios, nosotros como sus hijos necesitamos tomarlas para que podamos vencer los ataques del diablo.

Al vestirnos y usar la armadura de forma efectiva podremos hacer frente a todas las trampas, estrategias y tácticas del maligno y saldremos victoriosos. Veamos lo que Efesios 6:10-18 nos dice sobre la armadura de Dios, para qué sirve y cómo debemos usarla.


PROPÓSITO

Hoy me propongo mostrales la importancia de tener la armadura de Dios en cada uno de nosotros como soldados de esta milicia, y así poder vencer todo dardo del enemigo.


DESARROLLO

1. Nuestra lucha diaria debe de ser por estar fuertes delante de Dios. Efe 6:10 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.

Salmos 28:7-8 el salmista decía:

Tú, Señor, eres mi escudo y mi fuerza; en ti confía mi corazón, pues recibo tu ayuda. Por eso mi corazón se alegra y te alaba con sus cánticos. Tú, Señor, infundes fuerzas a tu pueblo; tu ungido halla en ti un refugio salvador

2. Para estar fuertes y resistibles necesitamos la armadura sobre natural en nuestro cuerpo. Efe 6:11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.

2 Corintios 10:3-5

Pues aunque andamos en la carne, no luchamos según la carne; porque las armas de nuestra contienda no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas; destruyendo especulaciones y todo razonamiento altivo que se levanta contra el conocimiento de Dios, y poniendo todo pensamiento en cautiverio a la obediencia de Cristo,

3. Nuestra lucha no es contra personas como nosotros en esta tierra, sino contra potestades de las tinieblas, huestes espirituales. Efe 6:12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

Romanos 13:14 Antes bien, vestíos del Señor Jesucristo, y no penséis en proveer para las lujurias de la carne.

4. Por tanto no vamos estar confiados, tomaremos toda la medidas necesarias donde la armadura es indispen


sable. Efe 6:13 Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.

Hebreos 4:12 Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que cualquier espada de dos filos; penetra hasta la división del alma y del espíritu, de las coyunturas y los tuétanos, y es poderosa para discernir los pensamientos y las intenciones del corazón.

5. Primer parte de la armadura es La verdad y la coraza de justicia . Efe 6:14 Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia.

Juan 8:31-32 Jesús se dirigió


entonces a los judíos que habían creído en él, y les dijo: —Si se mantienen fieles a mis enseñanzas, serán realmente mis discípulos; y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.

Juan 14:6 Yo soy el camino, la verdad y la vida —le contestó Jesús—. Nadie llega al Padre sino por mí.

6. La siguiente parte es el calzado. Efe 6:15 y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz.

Éxodo 3:5 Entonces El dijo: No te acerques aquí; quítate las sandalias de los pies, porque el lugar donde estás parado es tierra santa.

Hechos 12:8 Y el ángel le dijo:


Vístete y ponte las sandalias. Y así lo hizo. Y le dijo el ángel: Envuélvete en tu manto y sígueme.

7. La siguiente parte de la armadura el escudo de la fe. Efe 6:16 Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno.

La fe piste. Hebreos 11: 1 (confianza, seguridad, convicción)

Es pues la fe la sustancia de las cosas que se esperan, la demostración de las cosas que no se ven.

Fe mega piste Marcos 11:24 Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá.

8. La siguiente es el casco y la espada. Efe 6:17 Y tomad el yelmo de 2 Timoteo 1:9 la salvación, y la espada del


Espíritu, que es la palabra de Dios. Pues Dios nos salvó y nos llamó a una vida santa, no por nuestras propias obras, sino por su propia determinación y gracia. Nos concedió este favor en Cristo Jesús antes del comienzo del tiempo.


HEBREOS 4:12

Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que cualquier espada de dos filos; penetra hasta la división del alma y del espíritu, de las coyunturas y los tuétanos, y es poderosa para discernir los pensamientos y las intenciones del corazón.

9. Fuente sólida para estar fuertes es la oración. Efe 6:18 orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos




15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page