top of page

PREPARADOS PARA TODA BUENA OBRA

TEXTO: 2 Timoteo 3:17 Ha fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.


INTRODUCCION:

2 Timoteo 3:15-17 “y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”.


Propósito de las Sagradas Escrituras

En estos versículos bíblicos podemos leer como Dios, a través del apóstol Pablo, nos revela el propósito de las Sagradas Escrituras, “que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”, ¿Por qué Dios querrá que el hombre sea perfecto?; Cuando el hombre fue creado, dijo Dios: hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza… y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí era bueno en gran manera… (Gen.1:26,31). El hombre fue creado por Dios y como todo lo que Dios creó era perfecto y por lo tanto gozaba de justicia, santidad y verdad, estas características le permitían vivir y gozar de Dios, pero cuando desobedeció, al comer del árbol que Dios le mandó no comiese, ese día su perfección se vio afectada. Genesis 3:8 dice … el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto. Después de haber desobedecido el hombre no se sentía bien estando delante de Dios, por lo tanto se escondía, y el gozo de estar en la presencia del Señor ya no era gozo, sino miedo. Observemos cómo el pecado, entrado en el hombre va avanzando para destruirlo, primero hubo desobediencia, luego miedo, y al final, la muerte, como lo vemos cuando Caín mata Abel (Gen.4:8), la destrucción completa del hombre. Las Sagradas Escrituras nos muestra cómo el hombre dejó de ser perfecto (santo), justo y verdadero. También nos enseña que la Santidad de Dios no permite que el pecado este delante de Él, por lo tanto el hombre ya no puede vivir con Dios, su condición de pecado lo separa. Dios no ha querido que el hombre siga siendo destruido, y por su gran amor y misericordia ha provisto de un medio para salvarlo, ha dado a su hijo Jesús para rescatarlo de esa destrucción. Solo Jesucristo puede presentar al hombre, nuevamente perfecto delante del Padre, y solo a través de Él puede vivir y gozar nuevamente de Dios. Las Sagradas Escrituras tienen el propósito de preparar al hombre para buenas obras y le enseña el camino que debe tomar para vivir nuevamente con Dios.


PROPOSITO: hoy me propongo mostrar la necesidad de estar preparados para hacerle frente a esta vida y poder ser efectivos en toda obra.


DESARROLLO:

2 Timoteo 3:15-17 “y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”.


I. Par estar preparados en todas las buenas obras necesitamos ser enseñados desde niños.

1. Proverbios 22:6 6 Instruye al niño en su camino,

Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.

2. Efesios 6 1 Hijos, obedeced a vuestros padres en el Señor, porque esto es justo. 2 Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa, 3 para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra. ... 10 Por lo demás, hermanos míos, a fortaleceos en el Señor, y en la fuerza de su poder.


II. Par estar preparados en todas las buenas obras necesitamos ser enseñados en las escrituras.

1. Juan 5:39 Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí

2. Josué 1:8 Este libro de la ley no se apartará de tu boca, sino que meditarás en él día y noche, para que cuides de hacer todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino y tendrás éxito


III. Par estar preparados en todas las buenas obras necesitamos obtener sabiduría.

1. Santiago 1:5 Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará, pues Dios da a todos generosamente sin menospreciar a nadie.

2. Efesios 5:15-16 Así que tengan cuidado de su manera de vivir. No vivan como necios, sino como sabios, aprovechando al máximo cada momento oportuno, porque los días son malos.


IV. Par estar preparados en toda la buena obra necesitamos ser enseñados en fe.

1. Santiago 2:22 Ya ves que la fe actuaba juntamente con sus obras, y como resultado de las obras, la fe fue perfeccionada

2. Daniel 11:32 Con halagos hará apostatar a los que obran inicuamente hacia el pacto, más el pueblo que conoce a su Dios se mostrará fuerte y actuará en fe.


V. Par estar preparados en todas las buenas obras necesitamos ser enseñados para salvación.

1. Romanos 5:7-8 Es difícil que alguien muera por un justo, aunque tal vez haya quien se atreva a morir por una persona buena. Pero Dios muestra su amor por nosotros en que, cuando aún éramos pecadores, Cristo murió por nosotros

2. Romanos 5:10 Porque, si cuando éramos enemigos de Dios fuimos reconciliados con él mediante la muerte de su Hijo, mucho más ahora, que estamos reconciliados, seremos salvados por su vida


27 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page